Miércoles, 07 23rd

Last updateMar, 22 Jul 2014 10pm

pleca_nelly.jpg

Lic. Nelly Canseco

Recomendaciones para un Embarazo Exitoso

 

Lic. Nelly Canseco

La mujer tiende a sacrificar sus necesidades en torno a las de sus hijos, en el caso del cuerpo humano, la mujer hace lo mismo, puede sacrificar sus propias necesidades nutricionales a favor de las de su pequeño en desarrollo. En el caso de la dieta que lleva a cabo un estadounidense, su dieta puede ser tan deficiente Nutricionalmente hablando, que ambos, madre e hijo, se quedan sin lo indispensable.

Afortunadamente existe la manera de mantener al cuerpo en el mejor estado de salud física y nutricional si tomamos las medidas adecuadas.

No se trata de hacer dietas especiales, poniéndose en un régimen específico, sino estando conscientes de que especialmente en etapas como esta, la mujer debe llevar una dieta balanceada comiendo los alimentos que le nutran.

Si alguna mujer embarazada hace conciencia de que su alimentación no ha sido lo más recomendable y sano, puede comprender que las deficiencias nutricionales que ella tenga no sólo afectan su salud, sino la capacidad de su cuerpo de enfrentar su embarazo y tener un bebé sano y bien nutrido.

Entre muchos estudios realizados al respecto, en Gran Bretaña se encontró que las mujeres que ingirieron cantidades menores a las recomendadas de Calorías, vitaminas y minerales, han dado a luz bebés de bajo peso.

El aumento de peso sano a lo largo del periodo de embarazo evita anormalidades físicas y mentales, así como abortos y la muerte de un recién nacido. Siempre es importante contar con la opinión y supervisión médica, sobre todo a partir de la semana 12 hay que estar muy pendientes del aumento de peso en la mujer.

Hay un aumento de peso recomendable en la mujer a lo largo de todo su embarazo, alrededor de 11 kilos es el promedio.

Así mismo, un aumento de peso sin control trae varias complicaciones como problemas de corazón, circulación y que el trabajo se parto sea más complicado, ya que la grasa acumulada en las fibras o tejidos musculares del útero no pueden contraerse lo suficiente para dar a luz, haciendo mayor la probabilidad de una cesárea.

En caso de obesidad, el médico es quien debe determinar los riesgos y el régimen alimenticio a seguir.

Para una mejor digestión a lo largo de este periodo en el que los órganos tienden a subirse para dar cabida al bebé y el útero se expande, es necesario cuidar la alimentación para no sufrir síntomas de indigestión o malestares comunes como las agruras., Es mejor hacer comidas frecuentes y poco condimentadas, que comidas pesadas difíciles de digerir. En realidad, hay que evitar recargar el estómago y ponerlo a trabajar en exceso.

Se sugiere evitar alimentos muy cocidos o que contengan colorantes y conservadores, así como químicos perjudiciales.

Las harinas blancas o azúcares son un buen ejemplo de lo que puede llenar el estómago sin nutrirlo y además entorpecer la digestión provocando acidez o estreñimiento; en este rubro entran también los refrescos o bebidas carbonatadas, que no aportan beneficio alguno y si muchos efectos indeseables.

Bebidas como el café o el té afectan la digestión además de actuar inhibiendo la absorción de minerales básicos como el Hierro. La cafeína resulta nociva por sus efectos en sistema nervioso, es estimulante, diurético y puede afectar la circulación porque al hacer que se elimine mayor cantidad de líquidos, se eliminan de igual manera nutrientes importantes como el Calcio. Si se toma ocasionalmente, descafeinado y ligero no habrá complicaciones ni para la madre, ni para el bebé.

Hay algunas bacterias peligrosas que pueden encontrarse en paté o quesos suevas, o huevos crudos en donde puede llegar a haber salmonella y esto generando riesgos graves en la madre.

Evitar leche de cabra sin pasteurizar por el toxoplasma que también puede haber ahí.

Y no comer carnes crudas por el riesgo a cualquier bacteria que pueda contener.

Las frutas y verduras deben estar bien lavadas y sin moho porque esto las hace peligrosas para nosotros.

Dependiendo del peso que se tenga, la alimentación debe aumentar de entre 300 a 500 calorías, lo cual ayudará a mantener el peso de ambos sano.

Más o menos se sugiere una dieta que incluya:

4 raciones de hidratos de carbono tratando de que sean complejos y que sean una buena fuente de fibra, ejemplos: arroz, frijoles, lentejas, alubias, pan integral).

Alimentos que aporten Calcio por el aporte en la formación de dientes y huesos del bebé a partir de la cuarta semana y poco a poco a lo argo del crecimiento aumentan las necesidades de Calcio. Se puede encontrar en verduras de hoja verde, lácteos, frijoles, nueces, queso cotagge, sardinas, y almendras entre otros.

Para que el Calcio se absorba correctamente se requiere de la vitamina D que además de la exposición al sol, podemos obtener en mantequilla, leche o la yema de huevo.

Por lo menos 3 raciones de alimentos ricos en carotenos como la espinaca, el brócoli, melón, ciruelas, pimientos, manzanas, o el jitomate.

Comer proteína todos los días porque de ellas depende la formación del sistema nervioso del bebé, su desarrollo y crecimiento de hecho hay quien sugiere aumentar en un 50% la ingesta de proteínas y que pueden obtenerse de 3 huevos, ½ litro de leche, 100 gramos de queso, un filete de pescado o combinarlas con las proteínas vegetales como las que se obtienen en lentejas, almendras cacahuates, nueces etc.

En cuanto al pescado debe evitarse crudo (por lo que no se sugiere el consumo de sushi por mariscos y pescado crudo que usan).estos pueden contener bacterias y provocar salmonelosis o provocar diarreas muy fuertes.

No olvidando las FIBRAS y los LÍQUIDOS por ser importante para la digestión evitando estreñimiento. La fibra se obtiene de las frutas y verduras particularmente crudas, salvado, cereales y semillas, alimentos integrales. Y en cuanto a los líquidos el agua es básica e indispensable por lo que hay que consumirla a diario y aumentar las cantidades de lo que se está acostumbrada.

Además el consumo de frutas nos garantiza un aporte de vitamina C necesario para mantener el sistema inmune funcionando adecuadamente.

Aparte de no nutrir, no son recomendables los alimentos que contengan grandes cantidades de químicos , colorantes o conservadores ya que las sustancias químicas pueden ser nocivas para el bebé.

Queda mucho por decir, aunque la finalidad de este articulo es brindar un panorama amplio y más adelante ahondar en el tema.

Comentarios y sugerencias: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  

 REGRESAR

Promociones del Mes

  • Drogadicción

    Drogadicción

    Domingo, 25 Mayo 2008 09:09
  • Inscripción

    Inscripción

    Lunes, 11 Julio 2011 22:22