Miércoles, 07 23rd

Last updateMar, 22 Jul 2014 10pm

pleca_nelly.jpg

Lic. Nelly Canseco

Medidas preventivas contra el Cáncer

 

Lic. Nelly Canseco
  

A pesar de los años que se lleva estudiando esta enfermedad, aun no se logra combatirla o encontrar lo que la origina, sin embargo, si se han descubierto medidas que pueden evitar que se presente y también se han desenmascarado mitos en relación al cáncer. 

Al café se le han atribuido muchos efectos negativos, y como todo, depende de la cantidad. En realidad por la cafeína se puede convertir en un agente adictivo, estimulante y que la persona dependa de él para despertar. Sin embargo, se ha reconocido que tomar una taza al día de café descafeinado no perjudica y ayuda como antioxidante protegiendo principalmente al corazón.

Por otro lado, existen bebidas energéticas que han demostrado causar problemas renales, circulatorios, taquicardias y otros riesgos al corazón debido a su alto contenido de cafeína y otros componentes como la taurina y peor si son combinados con el alcohol, de esto hay que prevenir a los jóvenes.

El chocolate es otro alimento que puede convertirse adictivo y que es causante de muchas alergias en los niños pequeños, de hecho no debe introducirse en la dieta del bebé hasta después del primer año de vida. Por otro lado, se ha descubierto que consumir un poco de chocolate oscuro (un trozo pequeño sin azúcar) tiene beneficios antioxidantes (con lo cual previene diversos tipos de cáncer). 

La comida rápida y los alimentos chatarra, además de ser responsables de muchos casos de obesidad en México, son responsables de enfermedades como la Diabetes. De hecho, estudios en el Hospital Infantil de Boston, afirman que consumir de forma constante estas comidas pueden desencadenar enfermedades a largo plazo como el cáncer, debido a la gran cantidad de químicos, colorantes y conservadores que utilizan. 

Existe un tipo de grasa llamada “TRANS”, son ácidos grasos que se usan en frituras y alimentos altamente procesados para conservar su consistencia y sabor. También en muchos restaurantes lo utilizan para hacer los alimentos más apetitosos, conservarlos y algunas veces para poder untarlos (como la mantequilla).

La consecuencia del uso de estas grasas radica primeramente en la obesidad y diversos trastornos cardiovasculares ya que esta grasa altamente procesada e hidrogenada puede causar más daño que las grasas animales.

Se ha encontrado que este tipo de grasas favorecen la aparición de ateroesclerosis, aceleran los trastornos cardiovasculares, aumentan el colesterol malo, provocan inflamación en el cuerpo y a la larga pueden causar muerte súbita y cáncer.

Esta grasa se usa para panes empaquetados, galletas procesadas, papas fritas, palomitas para microondas, alimentos pre cocinados y golosinas.

Además debemos recordar que estos alimentos por ser industrializados, difícilmente contienen nutrientes, de hecho no contienen fibras, vitaminas ni minerales, así que siendo muy poco o nada lo que aportan, sería mejor optar por frutas y verduras frescas, que si aportan lo que necesitamos para prevenir enfermedades como el cáncer. 

En México según la encuesta Mitofsky 1 de cada 4 mexicanos padece cáncer, son cifras muy altas que podríamos transformar si tomamos las medidas adecuadas. 

Sería importante revisar la carga genética de cada uno, aunque éste sería solo un factor y puede haber muchos otros determinantes, pero si en mi familia ha habido de forma recurrente y marcada, algún tipo de cáncer, entonces requiero mayor precaución y mejores hábitos en general. 

La vitamina D que obtenemos de exponernos unos minutos al sol o a través de complementos, nos puede proteger de cáncer de mama y colon.  

En cuanto a la exposición al sol, hay que cuidarnos de los rayos UV e infrarrojos. Sabemos que la exposición prolongada y constante al sol es la primer causa de MELANOMA (cáncer de piel) por lo que debemos cuidarnos con los protectores para sol adecuados a nuestro tipo de piel todos los días (aun si no tenemos pensado exponernos al sol). 

Comer cítricos y tomar vitamina C nos ayuda a combatir la presencia del “Helicobacter pylori”  Una bacteria cada vez más común y la causante de úlceras pépticas, lo cual a la larga puede desencadenar en cáncer de estómago. A mayor cantidad de vitamina C que esté presente en el organismo (además de prevenir muchas enfermedades y muchos tipos de cáncer) también evita la formación de tumores malignos en el aparato digestivo. 

El sobre peso es otro factor de riesgo para la salud, la Secretaría de salubridad ha determinado que 6 de cada 10 mexicanos tienen sobre peso u obesidad. Esto constituye en diversos riesgos para la salud, incluyendo el de desarrollar cáncer cérvicouterino. El sobre peso conlleva a el exceso de hormonas en el cuerpo y el simple hecho de tener más de 4 kilos arriba de el peso adecuado para nuestra talla y edad, aumenta la incidencia de cáncer de mama, páncreas y cérvico uterino. 

También para evitar el sobre peso, hay que hacer ejercicio, recomendación que favorece la salud en todos los sentidos y que se ha comprobado que sudar al menos 30 minutos diarios durante 5 días a la semana, ayuda a regular hormonas, mejora la condición física y previene cáncer de ovario y endometrio.

El ejercicio libera endorfinas que son sustancias benéficas para la salud física y mental, y al realizarlo por más de 40 minutos continuos, estaremos quemando calorías y ayudándonos a tener un peso adecuado. 

Dejar de fumar previene el cáncer de boca, laringe, esófago, pulmón, estómago, colon, recto, cervical y mamario. Nunca es tarde para dejar de fumar! 

Evitar pan blanco, papas, pasteles, galletas, dulces y alimentos similares y aumentar alimentos altos en fibra como los integrales, las frutas y verduras, ayuda a evitar el cáncer colo-rectal. 

Particularmente hay verduras como el brócoli, que cocinadas al vapor y consumidas seguido, ayudan a prevenir cáncer de ovario, pulmón, vejiga, estómago, colon y recto.

Alimentos como las semillas de girasol, los champiñones y nueces, al ser ricos en Selenio, también son agentes que nos protegen del cáncer.

Tomar alimentos con Calcio y complementos que lo contengan, nos ayuda a prevenir cáncer de colon y la formación de pólipos.

Además, el Calcio para la mujer está asociado con una significativa disminución de cáncer, sobre todo en etapas posteriores a la menopausia.

Si el Calcio se acompaña de Magnesio tiene mejores efectos, aun a nivel emocional, ya que nos ayuda a estar más tranquilos y relajados.

Comer jitomates, gracias al licopeno que éstos contienen, implica reducir en mucho el riesgo  a padecer cáncer. Cuando el jitomate se usa en guisados puede ayudar a prevenir cáncer de próstata.

Además es básico seguir recomendaciones médicas y dependiendo de la edad que tengamos hacernos los estudios y autoexploraciones necesarias.

Por ejemplo, revisarnos la piel con ayuda de algún familiar, para ver que no existan pecas, lunares, manchas que puedan ser indicios de cáncer.

Las mujeres debemos autoexplorarnos los senos  una vez al mes y acudir a hacernos el papanicolao al menos una vez al año.

El médico nos dirá qué otros estudios resultan necesarios de acuerdo a la edad que tengamos.

El médico que escojamos debe ser de nuestra confianza y con experiencia, para determinar que riesgos corremos.

 Estas y muchas recomendaciones que ya se conocen, nospueden ayudar a conservar nuestra salud y a vivir con más calidad. 

Comentarios Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.   

REGRESAR 

Promociones del Mes

  • Drogadicción

    Drogadicción

    Domingo, 25 Mayo 2008 09:09
  • Inscripción

    Inscripción

    Lunes, 11 Julio 2011 22:22